El vuelo sale de Málaga el viernes por la mañana y llegó a Dublín el viernes al mediodía, en los primeros días aprovecho para ver la ciudad ya que se celebra San patricio, todo el mundo lleva algo de verde y algunos  con disfraces de lo más variopintos. El miércoles empiezo en la empresa con la recepción de un envío, la entrada del envío en la base de datos y la reparación de los terminales, en los siguientes días me dedico a preparar y reparar el resto periféricos y empaquetar para un envío.

 

Gracias al ayuntamiento de la ciudad tuvimos alojamiento desde el principio, haciendo la adaptación más amena. Una de las primeras cosas que te das cuenta es la diferencia de temperatura con Córdoba. El idioma ha sido otro de las principales dificultades al llegar, pero debido a la pluriculturalidad de la ciudad, los habitantes están acostumbrados a extranjeros, y no tienen problemas en utilizar otro idioma, si es necesario. Además de todo esto, la gente es muy abierta, por lo que hemos conocido a gran cantidad de personas diferentes en muy poco tiempo.

Primera experiencia en Nüremberg de Mario y Carlos (marzo 2018)

Los primeros días han sido ajetreados. Nos costó encontrar un piso bueno y barato para las tres, así que estábamos maletas para arriba, maletas para abajo...
En las prácticas muy bien. Hemos ayudado con los caballos hospitalizados, dándoles de comer, haciéndoles curas y sacándolos a pasear.
Hemos asistido a una cirugía de castración y Loles ha estado asistiendo a los veterinarios. 
 

Durante el pasado mes de abril, hemos tenido la oportunidad de participar en el programa Erasmus +. En nuestro caso, hemos realizado una movilidad para profesorado a la ciudad de Dublín.

La actividad se ha centrado en visitar la residencia “Ashburg Nursing Home” en Blackreck (Dublín). En esta residencia, una alumna del ciclo formativo de grado medio de técnico en cuidados auxiliares de enfermería, ha desarrollado su proceso de Formación en Centros. De hecho, una vez finalizada la formación, ha sido contratada por la empresa.